Make your own free website on Tripod.com

La Paleta de Andrea simplemente rockeó con su música experimental, más de uno tuvo una regresión a su infancia con el hit single “Mazzinger Z” (con ese estribillo que dice: ‘rayos fotónicos!’).
Por fin llegó el turno de Be My Bronx aliviando a los curiosos que no se cansaban de preguntarse de quién se trataría. Bajo la conducción de un desenfadado Adrián Guardia (guitarrista/voz de Niña), Be My Bronx dió toda una cátedra de R&B, en esta ocasión acompañado ChaJoe, elBitle, Mario°, Gino y el Cholo. The Broken Blues fue el tema que provocó que Chetes (Zurdok) tuviera un rush blusero y que impulsivamente tocara su guitarra de aire.
Siguió When Beauty Dies, la novel banda en la que Scott Dandy nos muestra su faceta
I SURVIVED THE HAPPY FEST

Cuando en 1998 asistí por primera vez a un Happy Fest no sabía que previamente se habían organizado otros tantos, tampoco estaba conciente que había una comunidad autodenominada Happy Fi. En esa ocasión pude constatar, con mucho gusto, que había gente preocupada por mostrar que hay buen rock y que lo único que se ocupa para que el rock tenga roll es mucha voluntad y un poquito de organización.
Hoy, a 4 años y a muchos Happy Fest de distancia, la tradición continúa... ¡y de qué manera!
La única diferencia notable entre aquel Happy Fest y el que se realizó el pasado viernes 19 es que antes fue en casa de Pollo, ahora es en el Café Iguana, con los pros y contras que esto implica. Fuera de eso, el espíritu del rock n roll late fuerte en todos los Happy Fiers, quienes nos sorprenden con renovados bríos cada vez, además de una notable experiencia en el campo, fruto de años de servicio al frente.
Lo que vivimos en este Happy Fest fue, en resumen, la mera continuación de lo que se empezó años atrás: gente tan enamorada del escenario que rara vez bajan de él. La música es para compartirse, el gusto por hacerla sonar en compañía de tus amigos también.
Desde temprano la gente se congregó en el mentado antro, había una sensación de intriga respecto a muchos de los grupos que esa noche se presentarían, pues el cartel anunciaba con bombo y platillo la presentación de El Trío Cantarrecio, Gino y Be My Bronx, agrupaciones nunca antes escuchadas en directo, además de los ya conocidos When Beauty Dies, La Paleta de Andrea y las presentaciones estelares de Mario°, Arizona y Le Live Banda. *Goma no pudo ser localizado y finalmente se canceló su actuación.
Con el patio a medio llenar, el Trío Cantarrecio dió un breve, pero conciso, show que nos dejó con ganas de más, con Mario°manejando el sampler y liderados por Scott Dandy, este nuevo grupo va a dar mucho de qué hablar. Quedó así despejada la primer duda de la noche.

más estrepitosa, el quinteto gozó del apoyo del público quien aplaudió cada uno de sus temas, que rayan en lo EMO y lo experimental, valdrá la pena observar la trayectoria de esta banda.
En seguida llegó Gino y cerró el ciclo de 'bandas sorpresas'. La música de Gino llenó la noche de emociones encontradas, los temas que Gino Marcheti despachó en compañía de ChaJoe, Mario°, Adrián Guardia y elBitle, fueron de lo disfrutable a lo nostálgico y finalmente a la euforia. Frostbite, Bug Song fueron de lo memorable, además de esa loca versión de Sabotaje (de los B-Boys) que terminó con destrucción total arriba del escenario.
De ahí en delante el ritmo del Happy Fest iría cada vez más en ascenso hasta alcanzar no uno, si no varios clímax.
Tomando posesión del escenario armado únicamente con su sampler y una guitarra acústica, Mario° se autoproclamó como el rey del Happy Fest al tener a una audiencia atónita y completamente a sus pies a la que deleitó con sus más grandes éxitos, entre ellos “Muchacho Satánico” que cantó en compañía de Andrea (de Arizona).
Dejando el ambiente más que caliente, Mario° bajó para dar lugar a Arizona quienes tocaron una especie de popurrí, ya que nunca pararon entre tema y tema. Precisos, llenos de energía, Arizona dió una verdadera cátedra de rock que sólo podría ser comparada a la presentación que dió Le Live Banda, quienes, sin la presencia de 2 de sus integrantes (Aldo y Goma del grupo SPORT, que siguen desaparecidos) dejaron todo arriba del escenario: Gu Mau (Catsup) abrió su alma a la gente, desgarró su garganta y sus manos se dieron a la tarea de hacerle el amor a su guitarra Silvertone, Adrián Guardia y Mario° demostraron lo versátiles que son: Adrián demostrando su habilidad para asimilar cualquier forma de tocar su guitarra, ya fuera Blues puro con su guitarra acústica, groove total en el bajo o rock furioso con su SG; Mario° en la batería, en el sampler, en los teclados, y con la harmónica. Mención que también merece ChaJoe, quien a lo largo de la noche se sentó a la batería, tocó teclados, guitarra y bajo.
Los que dieron por concluido esta edición del Happy Fest, que ha sido, sin lugar a dudas, lo mejor que ha pasado el año, fueron los de Niña, que, después de una larga noche, y renuentes a abandonar el escenario decidieron tocar 3 temas antes de partir satisfechos a casa.

(Happy Fest 1, Viernes 19 de Julio 2002.....Noticia por. El Bitle......fotos: Gino)

 

RegresarSiguiente Noticia